Cheslor y Erasmo, los grandes momentos de la primera vuelta

  • Inicio
  • /
  • BEISBOL
  • /
  • Reportajes

Cheslor y Erasmo, los grandes momentos de la primera vuelta

Al abrirse los campamentos de Pre Temporada 2015 en el béisbol de las Grandes ligas, se presentaba atractiva con Erasmo Ramírez en los Marineros de Seattle, Everth Cabrera en los Orioles de Baltimore, como fijos para el día inaugural. Juan Carlos Ramírez y Wilton López tenían muchas opciones de quedar en los roster de los Diamondbacks de Arizona y los Azulejos de Toronto.

4 nicas en el día inaugural era el sueños de los amantes del deporte rey. Y atrás de ellos, Cheslor Cuthbert con los Reales de Kansas City y Elmer Reyes con los Bravos de Atlanta, con la posibilidad real de subir y poner cifras récord de 5 o 6 peloteros nicaragüenses en el mejor béisbol del mundo, al mismo tiempo.

Pero la mazorca empezó a desgranarse. Erasmo entraba y salía de conflictos emocionales con la dirigencia de Seattle. Everth no expandía sus alas y su juego era limitado. Mientras Juan Carlos y Wilton eran asignados a Triple A, eso no gustó al leonés López y abandonó el campo refugiándose en el país por varios días.

Luego los Marineros venden a Tampa a Erasmo, y el de Rivas experimenta un mal debut con su nuevo club, arrastra el daño emocional sufrido y no se tiene confianza. Kevin Cash no es psicólogo, pero cree en él y lo alienta a recuperar su forma, y entonces llaman a Juan Carlos Ramírez a las Mayores, tras lucir dominante en Triple A. Ya eran 3 los nicas en las Mayores.

Pero comienzan a cernirse nubarrones de tempestad en el horizonte de los nicas en el béisbol de las Grandes Ligas. Elmer Reyes es acusado de un delito sexual en los Estados Unidos, su carrera ha sido tirada por la borda en cuanto es arrestado y ahora mismo, su situación judicial es desconocida para el público en general.

Los Orioles se cansan de la inestabilidad de Cabrera y lo ponen en asignación, 10 días después, cuando ningún equipo lo reclama, le dan de baja. Ese mismo día, J.C. Ramírez es puesto en asignación por Arizona, nadie lo reclama y entonces le ofertan un contrato de Liga Menor que el de Managua acepta, pues sigue vigente el sueño de regresar a las Mayores.

Y luego los Azulejos anuncian que han cancelado el contrato con Wilton López, quien regresó a la organización y no dio resultados en la única oportunidad que le dieron en Tripe A.

En medio de esta vorágine de sucesos desagradables, Erasmo levanta la mano y empieza a destacar con Tampa, se convierte en el escudero del estelar Chris Archer y ayuda a que su club en algún momento conquiste y mantenga el liderato del Este de la Liga Americana. Su repunte lo lleva a conquistar números que nunca había logrado en temporadas anteriores, de hecho Erasmo tenía 7 triunfos en su historia en las Grandes Ligas y este año ya suma 8 triunfos.

También ya superó el mayor número de entradas lanzadas que tenía en una temporada, y además, gana 2 de los últimos 3 triunfos que tiene Tampa en sus últimos 14 desafíos.

Y mientras disfrutábamos del gran momento de Erasmo, llega la noticia que él mismo publicó en su Facebook, “Me voy pa’ las Grandes Ligas” dijo Cheslor y entonces llegaron 4 días fantásticos que fueron transmitidos por el Canal 6. El nativo de Corn Island era apenas el jugador número 14 nacido en Nicaragua que juega en las Grandes Ligas, y el número 4 que lo hace como jugador de cuadro.

Ahora mismo, se anuncia que Everth Cabrera firmará con los Gigantes de San Francisco y una vez que supere los exámenes médicos será asignado a los Gatos del Río de Sacramento, el club AAA de los Gigantes de San Francisco, en la Liga de la Costa del Pacífico de EE. UU.

Juan Carlos sigue peleando por regresar a las Mayores, trabaja fuerte con los Aces de Reno, en la Liga Triple A de la Costa del Pacífico, ahí lanza para 1.23 de efectividad en 22 entradas y estas actuaciones podrían enviarlo de regreso a las Grandes Ligas.

Cheslor por su parte sabe que regresará, que su segunda oportunidad llegará, solo tiene que seguir sólido en Triple A con el Omaha Storm Chasers de la Liga de la Costa del Pacífico. Los tres nicas estarían en la misma Liga.